ASPECTOS CLAVES EN LA OPERACIÓN DE UNA FRANQUICIA

 

La franquicia es método de expansión empresarial que permite al titular de un negocio probado y exitoso, (franquiciador o franquiciante) otorgar licencias a terceros (franquiciados) para explotar su concepto de negocio, bajo instrucciones precisas y asistencia técnica permanente del primero, identificando la operación del nuevo establecimiento con los signos distintivos (marcas, nombre comercial y lemas) de la empresa franquiciante.

El éxito de los franquiciados es a su vez lo que determina el éxito de la franquicia misma. Para que ello se dé en la práctica es necesario que el franquiciante cuente con ciertos elementos, dentro de los cuales cabe resaltar los siguientes:

1. Estandarización de procedimientos: Esto permite la transmisión del know how del negocio al franquiciante y garantiza un control de calidad en los productos o servicios del establecimiento bajo franquicia. Se debe contar con los manuales completos e idóneos para cumplir a cabalidad este cometido.

2 .Asistencia permanente: El franquiciante deberá estar dispuesto, y contar con los recursos necesarios para brindarle al franquiciado el soporte técnico que incumbe no sólo el constante entrenamiento al franquiciado y a su staff sino también la pronta solución a los problemas que a éste se le puedan presentar durante el desarrollo del contrato.

Para cumplir el anterior objetivo lo ideal es la creación de un departamento de relaciones públicas cuyas funciones principales serán las de servir de centro de enlace entre los distintos establecimientos franquiciados a fin de que éstos se sientan como parte de un todo; lógicamente, para brindarles a los franquiciados la asistencia y apoyo necesario; y, para encargarse de la imagen de la empresa en colaboración con los franquiciados y el departamento o la empresa de publicidad que tenga el franquiciante en su empresa o que haya contratado externamente.

3. Selección del franquiciado: Es indispensable contar con un perfil definido del franquiciado, y tener claro los procesos de reclutamiento y selección de este.

Para la selección del los franquiciados es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

    - Creación de un archivo personal: Una vez el franquiciante se ha entrevistado con posibles franquiciados, deberá crear un archivo personal en el que determinará el grado de afinidad que tuvo con cada uno y de allí concluir cuáles, en términos personales pueden ingresar a un nuevo nivel, esto es, a ser un preseleccionado candidato.

    - Estudio financiero: Una vez el franquiciante ha preseleccionado los futuros franquiciados, deberá realizar un estudio financiero que le permita establecer que aquellos tienen la capacidad económica para desarrollar la franquicia. Es decir, que cada futuro franquiciado esté en condiciones de correr con los gastos prestaciones y contraprestaciones relativas a la franquicia. Puede suceder que el franquiciante encuentra un número muy escaso de personas que se encuentren en condiciones económicas ideales para contratar, y su deseo sea realizar la mayor cantidad de acuerdos posibles, pues necesita expandir con prontitud su negocio. Una opción es un agrupamiento de aquellos que en forma individual no podrían celebrar el contrato pero que unidos, ya sea en forma de grupo o de sociedad logran reunir tales cualidades económicas. No obstante, el franquiciante deberá exigir la elección de una sola persona física que sea la que represente al grupo o sociedad a fin de mantener una comunicación clara y fluida entre las partes.

    - Acuerdos especiales: El afán del franquiciante por conseguir los primeros franquiciados lo puede llevar a celebrar contratos en los que se ignoran aspectos fundamentales del plan negocial, lo cual si bien puede llevar aun pronto beneficio con seguridad será el final de la franquicia. El franquiciante debe ceñirse a su plan negocial y sólo celebrar contratos con aquellos futuros franquiciados que estén dispuestos a celebrarlos bajos las condiciones estipuladas por aquél. Claro, no queremos decir que el franquiciado pierda toda voluntad y derecho de expresión, pero el contrato no podrá variar de forma tal que se afecte el plan negocial, pues el afectado no será únicamente el franquiciante sino también el franquiciado.

4. Las Marcas en la Franquicia: El franquiciante debe adquirir conciencia de que sus intangibles, y especialmente dentro de estos su nombre comercial y marca han adquirido una importancia o relevancia mayor en su sistema de negocio y por ende ha adquirido un mayor valor, de suerte que a partir de la creación de la franquicia debe tomar no solo todas las medidas de protección necesarias sino agudizar tales medidas, pues el consumidor o target del negocio resulta ser más fiel a la marca que al objeto del negocio mismo.

El franquiciante no debe ahorrar dinero y garantizar que cualquier problema con sus marcas, nombres, o intangibles sean debidamente protegidos por abogados expertos en la materia y que sus marcas o modificaciones a estas se encuentren debidamente registradas.

 

<< Volver >>

 

  Home
  ¿Quiénes Somos?
  Servicios
  Nuestros Clientes
  La Franquicia
  Ofertas de Franquicias
  Propiedad Intelectual e Industrial
  Novedades
  Publicaciones
  :: Contáctenos ::
 
 
 
PEREZ Y ASOCIADOS
Todos los Derechos Reservados
2008 ©
 
Próximamente